Todos sabemos que la vitamina D es esencial en nuestro organismo y mejora de forma evidente nuestra calidad de vida si se goza de buena cantidad de ella. Este nutriente, presente en ciertos alimentos, es necesario para mantener los huesos fuertes, ya que ayuda considerablemente a la absorción de calcio por parte del intestino y equilibrar los niveles fósforo

Por ello la vitamina D, aparte de ser esencial para todo nuestro bienestar corporal y para llevar una vida saludable, es súmamente importante para nuestra boca, en concreto, para nuestros dientes incluyendo implantes dentales.

Con su presencia, estamos reduciendo considerablemente el número de bacterias, consiguiendo así una vida saludable también para nuestras encías. Por ello,el éxito de la inserción de un implante depende en cierta medida del grado de salubridad de la boca, ya que es esencial para una correcta osteointegración.

¿Y qué es una osteointegración?

Podemos definirla como una conexión directa, estructural y funcional entre el hueso vivo, ordenado, y la superficie de un implante sometido a carga funcional. Es decir, la técnica mediante la cual colocamos el implante en la boca del paciente. Con respecto a la importancia de este nutriente en el proceso, se ha demostrado que una dieta deficiente en vitamina D disminuye la relación de contacto hueso-implante y reduce la velocidad del proceso de osteointegración. Por lo que se estaría prolongando de manera innecesaria una completa recuperación, y por ende, una vuelta a la vida normal del paciente.

¿Cómo podemos obtener vitamina D?

Este nutriente de alto valor está presente en muchos alimentos. Así, podemos encontrarlo en estos pescados: caballa, salmón rojo, sardina, atún y marisco. Otros alimentos con menos aporte de vitamina D pero ,aún así, esenciales en una dieta rica en vitamina D son: setas, leche, huevo y aceite de bacalao.

Una forma muy efectiva de mejorar nuestras cantidades de vitamina D en nuestro cuerpo es tomando luz solar de forma directa, siempre con moderación . Está demostrado que activa enormemente la generación de esta vitamina por parte de nuestra piel.

Por último, después de todos estos consejos que puede llevar a cabo usted mismo para estar “ a punto” para una osteointegración de éxito, le queda elegir a los mejores profesionales en implantología. Aquí le esperamos.