Muchos pacientes que nos visitan cada día en nuestra Clínica de San Pedro Alcántara, confiesan desconocer las técnicas de implantología dental avanzadas.

Si bien es cierto que han oído hablar de este tipo de tratamientos, también nos confiesan que no saben muchas cosas sobre ellos. Por eso, hoy queremos aclarar algunas dudas generales sobre esta intervención tan importante en nuestro sector.

Los implantes dentales están indicados para la recuperación de una o más piezas dentales que el paciente ha perdido. Esta pérdida puede ser debida a distintos factores, desde una debilidad en el entorno de la encía hasta la picadura y destrucción de la pieza. El diente o muela puede haber sido eliminado completamente de la boca o aún quedar restos del mismo, que deben ser completamente retirados antes de la intervención.

Con la llegada de la tecnología de los materiales a la Odontología, se ha logrado crear una completa gama de implantes dentales. Estos implantes consisten en tornillos que se introducen en el hueso de la mandíbula del paciente en el lugar en el que existe una ausencia dental.

El paciente recibe anestesia local que, en apenas unos minutos, hace su efecto completo. El odontólogo debe disponer de la formación y experiencia adecuadas a este tratamiento. En nuestro caso, el equipo tiene más de 25 años de servicio al paciente, lo que es, además, una garantía de éxito.

Una vez insensibilizada la zona del implante, el doctor introducirá un taladro que preparará el hueso para recibir el implante dental. El implante se atornilla posteriormente hasta quedar perfectamente ubicado en la mandíbula del paciente, sin que éste sufra daño o molestia alguna, salgo la ligera presión que ejerce el doctor para introducir el implante. Esta intervención dura generalmente menos de 10 minutos.

El paciente implantado recibe una cura inicial y un tratamiento con antibióticos (generalmente) que debe ir acompañado de unas indicaciones de higiene dental específicas, que faciliten la correcta recepción del tornillo. Durante los próximos tres meses, el paciente visitará al doctor para comprobar el correcto avance del implante, revisando con cuidado que se esté realizando la asimilación por parte del hueso, mediante radiografías e inspección directa de la boca.

Transcurridos aproximadamente 3 meses (tiempo necesario para la generación de hueso y asimilación del implante), el paciente acudirá para una revisión en la que se tomarán medidas en forma de molde de la pieza o piezas dentales que irán atornilladas en el implante. En unos días, la clínica dispondrá de la pieza definitiva, que colocará en la boca del paciente.

Esta prótesis definitiva, es similar a los dientes originales del paciente y figura en su boca como una pieza natural más. La duración del tratamiento es muy amplia, pudiendo quedar anclada en la mandíbula de por vida, lo que supone un tratamiento revolucionario de gran aceptación entre los pacientes.

Si tienes interés en conocer con detalle esta intervención, no dudes en pedir cita con nosotros. Te lo explicaremos todo sin compromiso. Te daremos un diagnóstico avanzado y un presupuesto con un estudio de financiación para que puedas distribuir el pago como quieras.

Hasta la próxima!